Septiembre 19, 2017


La Bahía de Palma ofreció su mejor versión, con un viento térmico del SSO que osciló entre los cinco y los nueve nudos, después de una jornada inicial, la del sábado, muy complicada, en que la brisa siempre fue floja y no terminó de entablarse.


El Áncora (1950), de Andreu Buades, fue el más rápido en tiempo real y en compensado, con 41 segundos de ventaja sobre el Tinita(1945) de Reus-Estades. El Ventolina(1942) de Jaume Duran mantiene el liderato a tan solo un punto del segundo clasificado, el Tinita. Los tres puntos de diferencia que separan a los tres barcos del podio son prueba de la igualdad en esta división de la flota, en la que concursan los barcos mejor optimizados para regata.

El Savanna (1969), del armador y patrón Antonio Jover, mantiene con autoridad el liderato por delante del Isabelita Dols (1923), de Daniel Alcalde.

Mientras que el la clase Oberta (no competitiva) entraron en primera posición el Pepín (1936), patroneado por Alberto Sabarfín, y el Marbell(1938), de Alberto Cobos. En esta categoría se dieron cita varias embarcaciones de un alto valor patrimonial, como el Callao (1893), de Bernat Oliver; o el llaüt Na Paquita (1910), de Francisco Cau.



© CyberAltura

© CLUB NÁUTICO CALA GAMBA